Navegación – Mapa del sitio
Comentarios y reseñas de libros

Luis Weinstein (Editor), Viviendo la poesía. La visión de la cotidianidad y del cambio cultural, Editorial Universidad Bolivariana, 2006, 287 p.

Cecilia Palma

Texto completo

Todo encaja en todo armoniosamente
El macho encaja en la hembra y la hembra en el macho
Tal como el cuchillo encaja en los labios de la herida sangrante
Y el árbol de corteza arrugada en el paisaje que lo rodea.

1Se me antoja comenzar estas palabras con un fragmento de la notable ars poética de Hernán Miranda “Todo encaja en todo armoniosamente”; y se me ocurre este inicio porque este libro de casi 300 páginas se me antoja encaje. Este juego de palabras se percibe desde que comenzamos a dar lectura a “Viviendo la Poesía”.

Cada uno de los antologados con su cuento, con su historia, con sus remotas.

2Su poesía y el hilo que los borda es un sentimiento, una intención. Es la visión,  percepción y elección que cada uno de ellos hizo para mantenerse en pie tanto en sus vidas individuales como en la forma que se interrelacionan con la sociedad.

La particular visión humanista de todos, nos deja a los lectores una sensación de esperanza que agradezco. Sin realizar un análisis sociológico, no es difícil darse cuenta de la falta de lucidez espiritual que repta por las calles en estos tiempos y por qué no decirlo, por las almas de miles de millones de personas.

La desesperanza ha mordido las esquinas y los barrios, dejando suspendida en el aire, entre el smog y la llovizna, un halo contaminante que nubla nuestras conciencias y el sentido universal de solidaridad.

Viviendo la poesía es un libro cuyas páginas nos introducen en un mundo de constante creatividad y cotidianeidad en común unión con la poesía.

3Para un poeta, vivir en la poesía no es nada nuevo; porque ella se nos mete en el cuerpo para siempre una vez que le hemos dado el Sí en el altar del imaginario y la creación. A partir de ese instante no somos ni seremos jamás los mismos y evidentemente desde ese punto de vista, los aquí antologados son comprensiblemente vividores en la poesía que para ellos y para mí se convierte en una función específica fundamental que es “la razón de ser”.  

4El signo y el mensaje se convierten en la una sinergía en relación con el mundo, la naturaleza y la práctica social desde los particulares ámbitos de nuestra vida. El pensamiento creador constituye una fuerza onírica tal que conduce en algunos casos, a formar parte de una ofensiva que alude estrategias en pos de provocar un cambio en el universo cercano, ocupando los puntos cardinales y las transversales que nos perfilan.

5La creatividad se manifiesta en las realizaciones valiosas y los valores; sin estos puntos el ser humano carecería de historia; esta capacidad y disposición de las personas que nos entregan en este libro sus poemas, relatos, ensayos y puntos de vista; reflejan a su ser en sincronía con su historia y los elementos originales de su creación en función de la existencia en el cosmos. Evidentemente esta creatividad es fruto de un encuentro consigo, con el medio, con la propia experiencia; con su hallazgo, su asombro y su logro; y cuando toman la decisión de entregar su riqueza interna se produce el encuentro y la comunión con los demás. Esta interacción se le ha llamado co-creación y socio-creación a partir de la ego-creación.

6Para Sabines “la poesía es un suceso, un acontecimiento, una ocurrencia de todos los días... como una maldición o como una bendición que nos salva a diario de morir. Vivimos una gran soledad, y la poesía como un gesto amoroso, es un puente que tendemos entre una isla y otra isla...”.

7Así pues conocemos a través de estas páginas personas que viven en poesía y con cuya generosidad han formado o integrado grupos de similares en bien de la comunidad. Aparecen nombres como Creavisión, Grupo Sueños, EcoArte, Museovivo y CreArte; tenemos un acercamiento a escritores que son objeto de estudio o admiración,  al ecofeminismo, a historias y leyendas, así como a la labor que se realiza en el Centro de Desarrollo Humano Las Coincidencias en Isla Negra; también hay crónicas y ensayos que van dando forma a los puentes de los que habla Sabines donde las otras islas son niños, enfermos, jóvenes, adultos y hasta a moribundos en una sala de hospital; todos, sin excepción se enriquecen con el conocimiento de la expresión del lenguaje.

David Molineaux, entre sus “sueños y fascinaciones” en la página 55 dice: “No es suficiente sentir el encanto o intentar vivir los sueños: hay que alimentarlos”.

8Esta reflexión se enlaza con el poema de Hahn que nos comparte Eduardo Yentzen en su texto; que dice: “Si muero antes de nacer/ si muero aún antes de haber entrado en un cuerpo/ suplico no disolverme en la nada/ ...” En este texto, Óscar Hahn nos entrega una necesidad: la necesidad de ser; y el sentido de la existencia; el propio Yentzen termina su intervención filosófica con una suerte lúdica de juego de palabras: “ No hay muerte para una vida que se vive en proyectos de vida; no la hay porque no se la piensa, o porque ya está o porque de venir, va a venir.”

9Se tejen sueños y proyectos entre estas páginas. Algunos de los grupos que cuentan sus experiencias y trabajos confluyen en Isla Negra, en el Centro “Las coincidencias”. El propio Luis Weinstein nos cuenta del proyecto, de su fondo y de su forma señalando la serie de organizaciones con las que se está tejiendo la red de lo “que coincide”. Y qué es eso; la percepción del sentido de la poesía en la existencia, el desarrollo humano, el crecimiento sustentable del espíritu en pos del otro. Weinstein nos lleva a un tour por la parcela N° 30, donde todo Isla Negra sabe dónde queda; nos da cuenta de los nombre de los senderos, cuartos, plantas, árboles. El diálogo, imagino, se hace propicio en ese lugar, en su sombra, en su virtud. Los poetas, dice Weinstein no son poseedores exclusivos de la poesía, son intérpretes y asume la expansión de lo poético a la vivencia de personas que no escriben sino que contemplan el mar, reconocen un bosque, miran a los ojos, rezan, escuchan a Bach o leen a Shakespeare.

10Me quedo con estas últimas palabras del editor de este libro, y con el sub título; “la dimensión poética en la cotidianeidad y el cambio cultural”. Entramos en un plano de confirmación acerca de la universalidad de la poesía, de la aprehensión del concepto de que la poesía es el sustento espiritual del ser y la concepción del sueño; ella es una “razón integradora” de la que se intuye su relación con todas las cosas. Si ahora mismo cierro los ojos, lo que vea en la imagen que pienso, es un poema en crecimiento.

11El arte y la poesía son instrumentos receptores del imaginario de todas las personas que conforman esta antología; ellas a través de esta sujeción a la creación han encontrado cobija a sus sueños y esperanzas. María Novo en la página 235 nos dice: “Ahora sé que la única forma de no quemarse es seguir ardiendo”, o como el mismo Walt Whitman  que se cita en un par de oportunidades sindica en estos versos:

“Me celebro y me canto a mí mismo.
Y lo que yo asuma tú también habrás de asumir,
pues cada átomo mío es también tuyo”

12Esta es la comunión del ser con el universo... o como el volantín es la extensión del cuerpo en el hilo; que nos razona Sebastián Claro; o lo que nos dice Jaime Valdivieso en sus conclusiones en la pag. 157, donde  el párrafo comienza con la pregunta “Por qué tiene tanta importancia la poesía para la vida del hombre y de una cultura?”, y sigue... “ Creemos, por eso, que la poesía es más que un simple género literario, es un producto exacerbado del alma en busca de sentido y significación, en busca de compañía.”

«Sólo una vez cae cada lluvia
y todas sus gotas son
esa lluvia».

13Dice el poeta argentino Hugo Mujica, donde  La palabra es el centro de la creación y, a la vez, espacio de reflexión. La poesía es una renuncia explícita de sí mismo para convertirse en expresión de la vida, estableciendo una escucha íntima y constante con el mundo. Aquí también cobran valor los versos de Huidobro en su Arte Poética:

Que el verso sea como una llave
Que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
Cuanto miren los ojos creado sea,
Y el alma del oyente quede temblando.

14Él mismo explica en su conferencia leída en el Ateneo de Madrid, el año 1921 acerca de la poesía... “El poeta hace cambiar de vida a las cosas de la Naturaleza, saca con su red todo aquello que se mueve en el caos de lo innombrado, tiende hilos eléctricos entre las palabras y alumbra de repente rincones desconocidos, y todo ese mundo estalla en fantasmas inesperados”.

Graciela D. Bracaccini, nos dice:

«La palabra, pronunciada por primera vez cuando nos descubrimos ‘uno’ nombrando al ‘otro’, tiene dentro de nosotros un recorrido emocional, íntimo, que describe la historia de nuestra identidad y la relación con los otros, el mundo y la totalidad”.

«Más allá del consumo, de la ‘frase hecha’, de la necesaria retórica social, hay en nosotros un registro de palabras almacenado en una configuración interior y relacionado entre sí en un juego imaginativo.

«Poner en funcionamiento el proceso creativo para registrar esas ‘palabras interiores’ significa liberar la imaginación activa. Significa también un momento de gran intensidad que energiza nuestras potencias básicas porque nos recuerda que nuestra esencia como seres humanos es ser creadores.»

15  Qué más podría agregar; “Viviendo la Poesía”, La dimensión poética en la cotidianeidad y el cambio cultural; es un libro repleto de signos significantes, donde la voz de los que en él hablan es una sinergía  del ser con el otro que me parece notable. Aplaudo pues la puesta en escena de este intento de vivir en estado poético como forma y esencia existencial;  sobre todo en momentos en que  nuestro planeta está perdiendo el sentido. Conciente de ello, expreso agradecimiento a los que a través de estas páginas hacen que “otro mundo sea posible”.

Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia electrónica

Cecilia Palma, « Luis Weinstein (Editor), Viviendo la poesía. La visión de la cotidianidad y del cambio cultural, Editorial Universidad Bolivariana, 2006, 287 p. », Polis [En línea], 15 | 2006, Publicado el 07 agosto 2012, consultado el 21 noviembre 2017. URL : http://polis.revues.org/5029

Inicio de página

Autor

Cecilia Palma

Desde el 2005 es parte del Comité Ejecutivo del Directorio de la Sociedad de Escritores de Chile. Publicaciones: A pesar del azul; Asirme de tus hombros. Beca Fondo Nacional del Libro y la Lectura, 1995.

Inicio de página

Derechos de autor

© Polis

Inicio de página
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Revues.org