Navegación – Mapa del sitio
Propuestas y avances de investigación

El cambio de conciencia como clave del destino del foro social mundial y el mundo

Reflexiones luego de la reunión del FSM en Caracas
Le changement de conscience comme clef du destin du forum social mondial et du monde. Réflexions suite à la réunion du FSM à Caracas
The shift in consciousness as a key destination World Social Forum and the World. Reflections after the meeting of the WSF in Caracas
Frank Bracho

Resúmenes

El autor nos relata, mediante esta crónica, los pormenores del reciente Foro Social Mundial, realizado en la ciudad de Caracas, Venezuela. En su texto revela la preocupación por la intervención gubernamental de la administración chavista en un evento cuya máxima es justamente la independencia y la autogestión de las organizaciones que le dan forma. Sin embargo, Bracho rescata  la oportunidad única de haber podido reflexionar en torno a una nueva conciencia que parece surgir de los propios actores participantes y que es fruto del diálogo y del reconocimiento de saberes ancestrales por tanto tiempo desplazados de la cultura occidental moderna.

Inicio de página

Texto completo

 “Primero estaba el mar...
El mar estaba en todas partes
El mar era la madre
La madre no era gente, ni nada,
ni cosa alguna.
Ella era el espíritu de lo que iba venirY ella era pensamiento y memoria”
                      Relato Kogui del origen de La Creación

El escenario previsto para Caracas

1Para todo activista medianamente informado del Foro Social Mundial o avezado observador internacional, desde el principio se sabía que la reunión en Caracas no iba a ser fácil, que era una apuesta con riesgos al lado de las oportunidades. La decisión del Comité Internacional del FSM de aprobar a Caracas como sede no había estado exenta de ciertas aprehensiones internas y un proceso de solicitud de ciertas garantías mínimas a fin de que se diese el consenso para la decisión.

2Por un lado, estaban, desde el punto de vista del Foro, las cosas interesantes de la “revolución bolivariana’’ del gobierno del que sería el país anfitrión: su campaña anti-neoliberal, anti-imperialista- y en particular “contrapesadora” del unilateralista gobierno norteamericano; su internacionalismo militante; sus misiones sociales en favor de los excluidos; todo lo anterior resonando con las conocidas banderas del Foro en materia de anti-neoliberalismo, anti-hegemonía del capital, anti-imperialismo, y énfasis en lo social –tal como la propia Carta de Principios y nombre mismo de “Foro Social” lo señalan.

3Por otro lado, estaban los aspectos intimidadores o problemáticos de la “revolución chavista”: su tan gran dependencia de una sola figura –la de su Supremo Comandante Hugo Chávez; el gran peso en ella de lo militar; su inclinación a –luego de vencer a una oposición de similares arrebatos– copar todo el espacio político y ser poco tolerante con el disenso electoral; su abrumadora dependencia de y promoción de la perpetuación del modelo de los hidrocarburos. Todo lo anterior, en riña con –también conocidas– banderas del Foro y principios consagrados en su Carta Constitutiva, tales  como el recelo por toda concentración de poder; el anti-militarismo; el compromiso con la no-violencia; el rechazo a toda injerencia gubernamental o político partidista, incluyendo las de todo país anfitrión; su reivindicación de autonomía como expresión de sociedad civil; y su carácter ecologista y, por tanto, crítico del contaminante y climáticamente desquiciador paradigma de los hidrocarburos, reinante en Venezuela.

4Y, finalmente, para añadir a las incógnitas, estaba el tema de las noticias de un país todavía en una gran polarización política (gobierno vs. oposición); en turbulencia interna; en un rezago sin precedentes en los preparativos del Foro así como en las seguridades de infraestructura apropiada para atender las previstas decenas de miles de asistentes, y... hasta en una desquiciante crisis vial en las semanas previas al Foro,  por la interrupción, luego del colapso de un vital puente, de la conexión entre Caracas y su aeropuerto.

5A pesar de todo lo anterior, muchos foristas -desde el principio- apostamos a un escenario afirmativo de un ganar-ganar para todos. Para el Foro, ganar con una nueva  gran reunión mundial con un buen apoyo local; en un país en una interesante situación política, con el cual compartir

–tanto con su gobierno como el país todo– el cabal significado de la esperanzadora consigna del Foro “Otro mundo es posible”. Para Venezuela, ganar de la interesante interacción por unos días con lo más graneado de la sociedad civil mundial contestaria. Y para el gobierno venezolano, en particular, el honor de haber sido anfitrión respetuoso y generoso del Foro Social Mundial –una tribuna calificada como el suceso político más importante de los últimos tiempos en la escena mundial.

Vicisitudes y retos del FSM en Caracas

6Pero todo ese posible “escenario rosa” de un ganar-ganar para todos requería de unas cuantas precondiciones: entender al Foro –lo que conllevaba una campaña educativa previa en el país sobre la naturaleza y fines del FSM; respetarlo, vale decir no tratar de desvirtuarlo o manipularlo; y recibirlo con una cierta unión mínima como país. Lamentablemente ninguna de dichas precondiciones se dio como tenía que ser.

7Para añadir a lo anterior, las dificultades en el Evento -como tal- no fueron pocas; a pesar de los mejores deseos de muchos de los integrantes de la organización. El alojamiento fue inadecuado (un problema para muchos en una ciudad que nunca se ha caracterizado por una buena capacidad de albergue para los visitantes extranjeros). La información sobre el programa tardía, incompleta o imprecisa. Los espacios para reunirse, dispersos o demasiado distantes entre sí –algo inevitable en virtud del inveterado problema de la falta de grandes espacios continuos adecuados en la Capital para atender un Evento de tanta gente (lo que causó extenuación e impuntualidad entre los participantes, en sus afanosos traslados inter-eventos). La señalización para la identificación de los lugares de reunión, deficiente. Los servicios de alimentación no suficientemente adecuados y económicos.

8En el telón de fondo de lo anterior estuvo también un nebuloso “forcejeo” sobre los recursos para los preparativos. Desde el Comité Organizador se conocieron algunas quejas de que el gobierno anfitrión demoró la entrega de recursos a la Fundación creada por el comité para administrarlos en forma autónoma –práctica usual de cada FSM; prefiriendo el sector gubernamental –al final– desembolsarlos directamente por su lado, en pago o en especie, “segun lo que hiciera falta”. Por otro lado, también se alegó demasiada “cerrazón” o falta de consolidación de parte de los del Comite Organizador; lo cual, en aras de un supuesto celo por defender la autonomía del Foro, inhibió la colaboración de otros. Por otro lado, usuales financistas internacionales del Foro, acostumbrados a darle sus aportes directamente a los organizadores locales, prefirieron abstenerse para la reunión de Caracas (¿fue ello reflejo algunas reservas sobre el país sede escogido?). El caso es que todo este  “forcejeo” o destino final de los recursos previstos para su ejecución tuvo consecuencias para entender muchas de las cosas que, por omisión o comisión, sucedieron a la postre con el Foro.

9Todo el expuesto escenario mermó las iniciales expectativas de gran asistencia; que hacían prever que, de los tres FSMs policéntricos planeados para el 2006 (en Mali, Pakistán y Venezuela), el de Caracas sería el más concurrido; con números que en un momento dado se pensó podrían hasta incluso acercarse a la mega-escala de los logrados en los Foros de Porto Alegre (el último de los cuales alcanzó los 150.000 participantes). Sin embargo, y aunque evidentemente no es la cantidad sino la calidad lo más importante, al final de la jornada en Caracas los números no fueron los esperados: unos 70.0000 participantes en total, menos del 50% del último FSM en Porto Alegre; en comparación al mismo evento, cerca de un 1/3 menos de registrados en el “campamento de la juventud” –la ciudadela juvenil en carpas que tradicionalmente se ha venido escenificando en los Foros; y un descenso en la proporción del número de extranjeros en relación a los participantes del país sede. La cobertura de prensa internacional fue también bastante más baja de lo usual.

10Sin embargo, a pesar de todo lo anterior, el recio entusiasmo que ha caracterizado siempre a los foristas sociales venció todos los escollos. A lo largo de una tumultuosa semana, los participantes, de una forma u otra, acudieron a las reuniones, se enteraron, debatieron, propusieron y –en una de las dimensiones tradicionalmente más fructíferas del FSM– forjaron nuevas alianzas con gente afín, en el presente y hacia el futuro. La participación, pues, se dio. El Foro sobrevivió todos los retos de la reunión en Caracas.

11Pero, como hemos señalado antes, no sin algunos costos o “golpes”. A continuación, analizaremos los que, a nuestro modo de ver, fueron los más relevantes; con miras a establecer las respectivas lecciones y las reflexiones que haya lugar para evitar la recurrencia de dichas vicisitudes y mejorar la acción del Foro en el futuro –donde quiera que vuelva a celebrarse.

El intento de arropar y desconocer al Foro

12En nuestra opinión, la más seria vicisitud fue el intento gubernamental de arropar al Foro;  en alianza con algunos sectores del FSM interesados en conectarse con algunos apoyos gubernamentales o políticos permanentes –supuestamente para que el Foro “fuese más eficaz”.

13En una publicación identificada con el actual “proceso” que vive Venezuela –una forma amplia de referirse al escenario de cambios desencadenado por el gobierno de Chávez- la Revista Question, normalmente bien “dateada”, en su número del mismo enero del 2006 previo al Foro, parecía anticipar la intentona cuestionadora-ingerencista que sufriría el Foro en Caracas con algunos comentarios. Su editorial-titular de portada decía: “se descuenta que en Caracas se repetirá el debate de ediciones precedentes sobre si el Foro debe ser solo un espacio para mostrar y discutir experiencias o propuestas, o si debe dirigir sus esfuerzos a modo de movimiento a favor de cambios políticos y sociales en todo el mundo” Dicho comentario se hacía eco verbatim de un artículo de la Agencia Interpress Service (IPS) reproducido en el interior de la Revista, en separata especial sobre el FSM.

14La agencia IPS, fundada por el italiano Roberto Savio, ha tendido tradicionalmente a terciar en favor de la posición “cuestionadora-ingerencista” en el debate interno del Foro. En la separata se le daba también tribuna a otro conocido abanderado de dicha posición, Ignacio Ramonet, el Director de Le Monde Diplomatique. En su comentario, Ramonet iba aún más lejos en sus cuestionamientos, al señalar que: “El Foro no podía seguir siendo solamente un espacio de reencuentros y debates que no culminen en la acción; tenía que crear las condiciones de un paso al acto político... A falta de lo cual el Foro corría el riesgo de despolitizarse y folclorizarse, de transformarse en una especie de feria internacional de asociaciones”.

15La anterior asonada cuestionadora en verdad se refería a una vieja pugna dentro del FSM. Pugna referida a la pretensión de algunos de “estructurar” al libertario-descentralizado Foro en una especie de “asamblea mundial”; con “un plan o vocería únicos”; supuestamente con el fin de “pasar de las propuestas a la acción”. El problema es que esto último incurre en un argumento falaz, pues no es cierto que el Foro ha carecido antes de acción: miles de iniciativas prácticas siempre han surgido de su seno en virtud de la concertación de los interesados. En un libro patrocinado por –irónicamente- la misma editorial Question para el Foro Social de Caracas, titulado “El Foro Social Mundial: Camino a Un mundo Nuevo”, ocho autores nos dedicamos a explicar e ilustrar, entre otras cosas, y sin dejar de reconocer que el FSM es perfectible, cómo en el Foro se han dado siempre cita en forma prolífica el debate y la práctica, en contraposición a los que lo niegan.

16En su aporte al mencionado libro, quien esto escribe hace un recuento que vale la pena aquí recordar, a fin de ilustrar cuán injusto es alegar que el Foro hasta ahora ha tenido sólo un carácter declarativo: “...cabe destacar que en materia de acciones específicas han surgido del seno del Foro campañas o iniciativas concretas sobre asuntos tan significativos y diversos como los siguientes, sólo para citar algunos ejemplos: el lanzamiento del sistema de Vigilancia Global de los Medios de comunicación (Global Media Watch); el “bloqueo” de la reunión de la Organización Mundial de Comercio en Cancún (México); una iniciativa similar contra el ALCA; la histórica y masiva movilización mundial del 15 de Febrero del 2003 en contra de la guerra de Irak; el lanzamiento de los Foros Sociales Europeo, Asiático, de Las Américas, y Africano, respectivamente, inéditos espacios para la concertación regional; el padrinazgo de una nueva ola de esfuerzos conjuntos por parte de sociedades civiles Palestino-Israelíes en pro de una solución pacífica y justa del conflicto entre estas dos naciones; la democratización y reforma de las Naciones Unidas; el tema de los peligros que representa el nuevo unilateralismo avasallante de los EEUU y la exigencia a dicho país de una mayor responsabilidad internacional; el combate de la pobreza a nivel mundial; la abolición o alivio sustancial de la deuda pública externa de países del Sur injusta o corruptamente contraída; el control y vigilancia de las empresas transnacionales; la búsqueda tanto de un rápido cese de la ocupación a Irak y el logro de la paz en esa sufrida nación, el enfrentamiento del petro-poder antiecológico y antidemocrático que amenaza la vida y el planeta; una “campaña anti-tabaco”, a fin de denunciar y frenar las prácticas abusivas y el doble discurso de la industria tabacalera; sobre “la crisis del agua”, a fin de contribuir a detener a las fuerzas depredadoras de las ya peligrosamente diezmadas fuentes acuíferas del mundo”.

17Iniciativas como las anteriores, sin embargo, no han sido del Foro como tal sino de participantes suyos interesados. El Foro -como un todo- no ha pretendido atribuirse vocería no sólo porque su Carta Constitutiva se lo prohibe, sino porque cualquiera que trascienda la compulsión dirigista-decretadora, debería entender que es virtualmente imposible poner de acuerdo en un plan o vocería únicos a 150.000 personas (refiriéndonos, por decir algo, al número de asistentes de la última reunión en Porto Alegre), muchas de ellas militando en un altamente diverso conjunto de organizaciones o movimientos, y todas tomando sus decisiones según “la regla del consenso” o unanimidad (no en base a votación y mucho menos imposición) –regla también pautada en la propia Carta del Foro.  Por el contrario, como ha dicho Chico Whitaker, uno de los co-fundadores del FSM,  en su también particularmente educativa obra “El Desafío del Foro Mundial”, de lo que se trata más bien es de que haya centenares o miles de planes o vocerías –segun resuelvan los propios interesados, en típica forma y dinámica de la organización en RED que caracteriza al Foro.

18De allí la sabiduría de lo señalado en la Carta Constitutiva del FSM; al propugnar sobre unos pocos pero muy englobadores principios ideológicos comunes, un Foro que se concentre en ser generoso y plural espacio de encuentro, no en ser un cohesionador ideológico o político; a fin de que sin presiones o dirigismos de nadie, con autonomía y a su ritmo, los propios actores del Foro debatan y decidan sus aportes a la causa del mundo nuevo... en reivindicación del Cambio de Conciencia voluntario y auténtico
–que no por ninguna imposición, fuerza o violencia– que propugna el Foro como su fortaleza principal.

19Una vez más, lo anterior por supuesto no puede negar que el Foro es ciertamente perfectible; un cambio de conciencia es tan bueno como lo sean la calidad de sus protagonistas o los valores o métodos que lo encausen. El Foro en sí mismo no es una panacea sino depende de dicha calidad. Por tanto, así como puede consolidarse como heraldo-testimonio del nuevo mundo también podría degenerar hacia una intrascendente feria de turismo o de temas subalternos –como sugieren los que han voceado tal advertencia. Pero el Foro aún no ha llegado a ninguno de esos puntos. Y por consiguiente es necesario ser objetivo en el análisis. Lo que implica no desconocer que el Foro se basa en la autogestión y la auto-organización, y que el Foro, además del debate, ha sido hasta ahora semillero de muchas iniciativas concretas. Se le puede hacer daño al Foro cuando se insiste en tal desconocimiento como forma de justificar la insistencia en intervenirlo para hacerlo “más estructurado” o “político”.

Encuentro y desencuentro con el medio local: ¿una oportunidad desaprovechada?

20El mencionado desconocimiento explica el desencuentro que lamentable se dio en Caracas en relación con el gobierno local. Aprovechando, la facilitación de algunos connotados abanderados de la posición “ingerencista-estructuradora”, Chávez pretendió aprovechar la escena para dictar “cátedra dirigista” al Foro. Cabe remarcar que, primero que todo, Chávez formalmente no podía nunca comparecer ante el Foro como tal  -ya que éste,  por Constitución,  tiene prohibido invitar a Jefes de Estado- contrariamente a lo que la confusa o confundidora propaganda gubernamental transmitió, y los medios de comunicación privados del país por sus propias razones también malrepresentaron. Chávez le habló solamente a un sector del FSM, el cual -a título propio- lo invitó, fuera del programa oficial del Foro; sector agrupado en torno a la llamada “asamblea de los movimientos sociales” que hace vida en el Foro pero que no es ni representativa de su mayoría ni mucho menos del Foro como un todo. Sin embargo, la convocatoria de la reunión de Chávez con dicho sector apareció en el programa oficial del Foro que se repartió en la Reunión de Caracas –por quién sabe qué razones y para sorpresa de muchos.

21Si analizamos la siguiente declaración de uno de los principales miembros del comité organizador local venezolano del FSM, colocada en boletín de prensa de la propia página web oficial del Foro días antes de su comienzo, podríamos tener más claro que tipo de factores pudieron haber incidido en la mencionada “infiltración” en el Programa: “Zuraima Martínez manifestó que los movimientos sociales que participan en el Foro Social Mundial requerimos tener una asamblea con el Presidente Chávez para plantear propuestas, inquietudes, y las luchas frente a un sistema que nos está agobiando, la guerra y el imperialismo” –lo anterior, en una gran confusión de papeles, por decir lo menos.

22Pero también algunos mensajes del mismo comité organizador local -como un todo- sembraron también algunas dudas sobre el carácter autónomo del Foro. En el tríptico informativo que éste repartiera previo al Foro se leía: ”El FSM es un espacio no confesional, no gubernamental y no partidiario”-en correcta reivindicación verbatim de la Carta; pero también se decía  que la decisión de realizar el Foro en Venezuela había tenido como razón principal “el proceso político que vive el país en la actualidad y es una expresión clara de interés y de solidaridad con los cambios políticos que se están produciendo” –lo cual parecía sonar demasiado cerca de un determinado proselitismo político, contradictorio con la pauta de guardar distancia de las instancias político-partidiarias.

23En todo caso, lo dicho por el mandatario venezolano en su comparecencia ante la “asamblea de los movimientos sociales” el Jueves 27 en el estadio del Poliedro de Caracas fue de un alcance tal que terminó impactando no sólo a los que acudieron a escucharlo personalmente sino también a los que se enteraron desde la distancia. Un estilo marcadamente personalista-autocrático en el discurso del mandatario; críticas suyas al Foro como la de que éste “iba en vías de convertirse en una feria o evento folklórico si no cambiaba” (esto último literalmente coincidente con lo dicho por Ignacio Ramonet); grandes críticas a Bush por los efectos de su desarrollismo neoliberal sobre el calentamiento del planeta sin asumir en absoluto la actual responsabilidad del gobierno venezolano por su acendrada promoción del mismo paradigma petrolero que, en el fondo, es causal de lo anterior; y, finalmente, un determinante emplazamiento al Foro, al cierre del discurso, con la arenga “Socialismo o Muerte” –sugiriendo que esa era su disyuntiva clave; fueron, todos, elementos que causaron desazón entre muchos foristas. Incluyendo una gran parte del Consejo Internacional del FSM –el clave ente que vela por el cumplimiento de la Carta de Principios y las decisiones administrativo-político principales concernientes al funcionamiento del Foro.

24El periódico Terra Viva, un diario informativo patrocinado por la agencia IPS quesuele publicarse en las reuniones de los FSMs a fin de cubrir in situ su devenir, jugó un importante papel en la referida situación. No puede desconocerse la interesante articuladora función informativa que dicha publicación ha cumplido en el pasado, ni el atractivo formato con que siempre se ha presentado. Sin embargo, a pesar de su autoproclamado calificativo de “ïndependiente” en relación a los asuntos debatidos en el Foro, no ha sido un secreto que la publicación ha tendido a promocionar la tesis “ingerencista-estructuradora” y el consiguiente corolario de que el Foro se alíe con ciertos “poderes políticos”. Por ello, no tenía que ser quizás materia de sorpresa la profusa publicidad-financiamiento de entes gubernamentales venezolanos como la petrolera estatal PDVSA, presente en los números de Terra Viva (incluyendo por cierto propagandas donde la petrolera, que nunca ha sido ni muy ecológica ni interesada en el desarrollo de otras fuentes de energía, se auto-atribuía la consigna forista “Otro mundo es posible”)... Como quizás no debía haber tampoco sorprendido, por tanto, la gran portada del día 28 que le dio el periódico al discurso del mandatario venezolano. Se centraba en el titular “Socialismo o Muerte:.. Presidente Chávez llama al Foro Mundial a elaborar un plan de acción de política global”.

25Sin embargo, luego de enterarse más plenamente de la gran resaca provocada por el discurso, Terra Viva se vio forzada a  “enmendar plana” en su siguiente número del día 29. La de dominante color rojo portada del 28 resaltando el discurso del mandatario, dio paso a una aparentemente más “plural”, policrómica y  “cotidiana”  portada forista. Aunque el haberse centrado esta última en el tema de la “diversidad sexual” en forma un tanto alegre –algo más bien controversial y lejos de ser tema central del Foro- tampoco pareció hacerle un gran favor al consenso armónico e imagen pública que -hasta ahora- han caracterizado al Foro. En el borde superior de dicha aparentemente “enmendadora” portada, llamaba la atención –aún con el espacio marginal que se le había dado- el subtitular: “Discurso de Chávez genera debates”.  Subtítulo aún más sincerado en lo desarrollado en el cuerpo del periódico, al ampliarse a la formulación: “Discurso de Chávez genera acalorados debates”, así como con las dos páginas completas reseñando el torrente de reacciones.

26La “pieza enmendadora” de Terra Viva (también publicada como cable de noticias de IPS el mismo 29 de enero), terminó dando a conocer un muy revelador decálogo de lo “bumerang” que habían resultado los planteamientos de Chávez. Algo que era de esperarse de un ente como el Foro Social, que, por su condición de compleja y congénitamente diversa red, ha probado ser hasta ahora muy rebelde para todos los que han querido sesgadamente influenciarlo o apropiarse de él. Haber subestimado lo anterior fue un error de los que apostaron a un discurso como el del mandatario venezolano.

27Cabe citar de lo reportado en la pieza de “marcha atrás” de Terra Viva-IPS, los siguientes interesantes testimonios. Del comentario editorial de los propios redactores de la noticia: “Chávez habló fuera del programa y en realidad sus opiniones no cuentan”(más curarse en salud que eso, ¡difícil!). De Eric Toussaint, del Comite para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo, en relación al carácter tan personalista del discurso: ‘Sobre el contenido estoy decepcionado porque Chávez nos había acostumbrado a decir que son los pueblos los que pueden incidir en las decisiones... son ellos los que deben movilizarse para presionar incluso sobre su Gobierno, porque sin la movilización del pueblo no se hace nada”.Hasta un cubano, Joel Suárez, del Centro Memorial Martin Luther King, en autonómico espíritu forista,  reportó lo siguiente: “Evidentemente Chávez pudiera tener una percepción del Foro solamente como evento y quizás necesitaría conocer más la dimensión del proceso del Foro, con sus reuniones previas y ulteriores... Difiero de Chávez en algunas cosas. Creo que no es malo que el Foro sea una feria.”.Ahondando aún más enla falsa dicotomía de “propuestas vs. acción”, Gustavo Codas, de la Central Unica de Trabajadores de Brasil (CUT), vinculada al gubernamental Partido de los Trabajadores (PT), el partido de Lula, y por tanto cercana a Chávez, comentó lo siguiente: “Creo que en verdad estamos haciendo las dos cosas. Por un lado pugnamos por mantener al Foro como un espacio abierto y al mismo tiempo, sin afectar su apertura, venimos trabajando desde el 2001 para construir plataformas, acuerdos, asambleas, convergencias. Entonces para nosotros no hay contradicción entre los dos puntos de vista sino una complementación”.Hasta el historiador británico Richard Gott, un invitado frecuente del Gobierno venezolano, se vio obligado a tomar distancia, en los siguientes más bien categóricos términos: “...el problema es que el socialismo está desprestigiado luego de la caída del Muro de Berlin...No creo que Chávez tenga mucho peso sobre el futuro de este encuentro mundial. El Foro seguirá adelante”.Cabe remarcar que todo lo anterior fue dicho por personalidades que han estado más bien cercanas al gobierno de Chávez. De otros corrillos,  con menos tapujos o lazos con el gobierno anfitrión, hubo, como era de esperarse, evaluaciones aún más severas. Como las siguientes:“Jamás habíamos visto, en los anales del Foro, una intervención tan grosera y desconsiderada!”; “Chávez le ha hecho un muy mal servicio al Foro coreando valores de una vieja izquierda estalinista y retrógrada que aún se resiste a darse cuenta que el mundo ha cambiado”; “El abrazo y patrocinio del gobierno anfitrión han lesionado seriamente la autonomía de pensamiento y de debate en el Foro”; “En este Foro, el libre debate sobre la responsabilidad en la debacle ambiental mundial del modelo de los hidrocarburos, tan promocionado por el actual gobierno de Venezuela, parece haber sido inhibido por el dinero  patrocinante”.

28Ante todo lo anterior, en la nueva “comparecencia de cierre” ante la asamblea de los movimientos sociales, el último día del Foro, el propio Chávez trataría de enmendar las secuelas indeseables del discurso en el Poliedro. Aunque a la postre en medio de una ambivalencia todavía desconcertante. Por una parte, todos los medios de comunicación televisivos oficiales (Canal 8, Vive TV y el Canal de la Asamblea Nacional), en el usual cintillo de identificación de transmisión en la pantalla, se cuidaron, al cubrir la actividad, de no mencionar al Foro Social –como habían hecho la vez anterior- sino que colocaron solamente “encuentro con la asamblea de movimientos sociales”. Más no fue así con el caso de la cercana al gobierno de Venezuela Telesur, la cual, a pesar de su supuestamente bien informado foco internacional, persistió en poner en el cintillo de identificación el logo del “Foro Social Mundial” encima de “encuentro con la asamblea de movimientos sociales”, contribuyendo por tanto a la persistencia de la confusión. Por otro lado, Chávez decidió realizar la nueva reunión en un lugar que debió enervar a muchos foristas: El Círculo Militar, sede emblemática del poder militar en Venezuela –algo que, para decir lo menos, lucía muy disonante con los valores anti-militaristas y pacifistas del Foro.

29¿Iba a insistir Chávez en reafirmar su mensaje “dirigista” o  de “mando” ante el Foro?... Era seguramente una pregunta obligada y particularmente trémula para los asistentes al nuevo encuentro, que debieron sentir sobre sus hombros una responsabilidad aún mayor que en la anterior comparecencia. Por una parte, se trataba esta vez de un grupo mucho más reducido y escogido –a diferencia del contingente mayor que se había congregado antes en el Poliedro; por otra,  la resaca de críticas por lo del Poliedro todavía se sentía en el ambiente; y, finalmente, debía pesarles el riesgo de que se les quisiera comprometer otra vez como “representantes del Foro”.

30Para alivio de unos cuantos, Chávez terminaría apologético en mucho de lo que dijo en su nueva intervención: “No hay individualidades imprescindibles”; “Debe quedar claro que el Gobierno no ha tenido ingerencia en este Foro Social, se ha respetado su autonomía”; “A veces uno se emociona desbordado por la pasión, como cuando dije en el Poliedro: socialismo o muerte”... Las críticas a las cuales les salía al paso cada comentario anterior eran evidentes.

31Pero, una vez más, en un no infrecuente estilo de “enmendar a medio corazón” y de “marcha y contra-marcha”, el mandatario volvió a insistir sobre sus temas proselitistas: “Hace falta tomar el poder... el Foro Social tiene que discutir el tema del poder” (esto en abierta disonancia de la Carta del FSM, que dice que el Foro “no es una instancia de poder que pueda ser disputado por los participantes en los encuentros”); “Ninguna revolución es nunca totalmente pacífica” (también en disonancia con la Carta del Foro que dice que éste “se opone al uso de la violencia como medio de control social; por parte del Estado” y que el FSM “busca fortalecer la capacidad de resistencia social no violenta”);  “Vamos a darle un aplauso a Cuba, Viva Cuba, Viva Fidel” (en insistencia otra vez de que se le rindiera culto a una determinada opción política y además creando una situación embarazosa para los que prefirieran no aplaudir); “Tenemos que salir del opio del capitalismo, que nos impide comprender el peligro del calentamiento del planeta sobre la vida” (otra vez, la referencia al calentamiento del planeta y el señalamiento de culpa ajena sin ver la responsabilidad propia -Venezuela es hoy incluso ya el principal emisor de CO2 de América Latina).

32Por cierto, en relación a este último tema, “advertencias’’ no le faltaron a Chávez aún en el propio ámbito de su interaccion con la asamblea de los movimientos sociales, a fin de que el mandatario pudiera ser más objetivo. El acto cultural con que se había iniciado su encuentro con la asamblea en el Poliedro había consistido en una danza donde los ejecutantes desfilaron frente al “presidum presidencial” portando en gran tamaño los nombres de las empresas transnacionales “más emblemáticamente villanas” de la actualidad. Entre las mismas figuraba Chevron Texaco, recientemente ganadora de un premio internacional como la empresa más irresponsablemente contaminante, otorgado por una coalición de grupos de la sociedad civil suiza en la ocasión del Foro Económico de Davos –el foro del poder económico y las transnacionales, como se sabe, realizado siempre en Suiza en simultáneidad con el FSM y con el cual este último es usualmente contrastado. En Venezuela, Chevron  ha sido una de las más favorecidas empresas y al lado de la cual más se ha fotografiado el presidente venezolano en los múltiples actos  públicos sobre planes y proyectos de la gran expansión en la producción de hidrocarburos que actualmente se pretende en Venezuela.

Y, finalmente, entre tanto dicotómico “menú”, cabe recordar una frase de la segunda intervención del Mandatario que daba para todo –incluso para evaluar la acción del propio gobierno venezolano: ¡“Tenemos que cambiar al mundo y para salvarlo hay que cambiarlo de verdad” !

33Pero no fueron las intervenciones del presidente venezolano lo único que dio mucho que comentar en cuanto a los “remezones ingerencistas” sobre el Foro en Caracas. Vehículos del gobierno, dotados de potentes cornetas de sonido, en la marcha inaugural del Foro apabullaron con consignas gubernamentales a muchos de los participantes; así como durante las actividades del “campamento de la juventud” del Foro en el Parque de Los Caobos. Tanquetas militares “custodiaron” en forma conspicua a la anteriormente mencionada marcha, y los recién adquiridos vehículos militares de combate también fueron mostrados en forma prominente en la “exhibición  sobre los logros del gobierno venezolano” en la Avenida Bolívar. Buhoneros vendiendo souvenirs chavistas llenaron los espacios cercanos a las actividades del Foro, incluso entorpeciendo, con impunidad, el libre tránsito de los foristas.

34Tanto “show de fuerza o propaganda” no estuvo a tono con la naturaleza autonómica y pacifista del Foro y con el mínimo comedimiento que se esperaba del gobierno anfitrión. De hecho, algunos jóvenes foristas fueron bastante explícitos en la expresión de su desaprobación; al encaramarse -por ejemplo- sobre algunas tanquetas en la marcha inaugural ondeando banderas pacifistas antimilitaristas (en un suceso que no pasó desapercibido para algunos fotógrafos internacionales) o al reclamar a las autoridades la interferencia de los ruidosos parlantes propagandísticos gubernamentales con las actividades del Campamento de la Paz en el Parque de Los Caobos.

35Todos estos lamentables desencuentros impidieron un más ideal escenario de ganar-ganar en Caracas. Un escenario donde un gobierno -al cual no se le podía dejar de reconocer el apoyo generoso que había prestado al Foro-  pudiera, en forma más abierta y humilde, escuchar más al Foro para ver qué podía aprender de él o cómo mejor podía apoyarlo. Y donde el Foro, en forma más libre y menos compulsiva, pudiera enterarse mejor de la revolución bolivariana, para ver qué podía ella aportarle o qué podía el Foro aportarle a ella.

Por otro lado, la distorsionada o parcialista cobertura mediática nacional, tanto del lado gubernamental como del  privado, también impidió un más mutuamente provechoso escenario de ganar-ganar entre el Foro y el país, entre el Foro y la opinión pública nacional toda.

Por todo lo anterior, la ocasión de la reunión del Foro Social Mundial en Caracas fue en gran parte desaprovechada.

Sobre el debate y los logros en Caracas

36Sin embargo, como dijimos antes, la energía de los consecuentes foristas que acudieron a Caracas y del Foro mismo como evento sinérgico y de conciencia autonomista fue tal que el Evento trascendió escollos, para lograr cometidos básicos. Aunque no fue al final quizás el Foro más lúcido en materia ideológica de todos los Foros tenidos hasta ahora, hubo interesantes debates en Caracas. En particular, sobre los peligros de la alienación o tentaciones del poder, un tema que pareció signar el Foro de Caracas. Tema que tuvo un aún mayor tratamiento en el llamado “Foro Social Alternativo” –realizado en paralelo al Foro Social “oficial” por grupos que no confiaban en que la realización del FSM en Caracas fuese suficientemente autónoma o genuina.

37El debate sobre el  tema del poder incluso abordó las fallas del estatismo y aún de la vieja izquierda. Lo anterior fue un avance interesante ante la impresión de que puede haber habido en el Foro -en el pasado- demasiada colocación de críticas sobre el capitalismo hegemónico, imperialismo, desarrollismo y concentración de poder provenientes del Norte del planeta y no suficiente sobre las expresiones de los mismos provenientes del propio Sur y  del Este del planeta. Este tipo de discusión debe haber sido novedosa para muchos cuadros chavistas convencionales asistentes a las discusiones, no tan acostumbrados a tal tipo de discusión en el seno de la -con frecuencia demasiado autoindulgente- revolución bolivariana. El tema suscitó incluso importantes reflexiones sobre la relevancia de algunas consignas hoy en boga en muchos movimientos sociales; tales como “Cambiar al mundo sin tomar el poder” y “El poder como servidor no como amo”. Explicadas en el encuentro en particular por actores como el movimiento neozapatista-maya de Chiapas-México y el autor John Holloway. Aclarándose que en el fondo no se trata de una prédica anti-política o despolitizadora sino más bien en pro de una nueva forma de hacer política.

38Con todo, quizas faltó una vision más crítica en Caracas sobre los peligros de que nuevos gobiernos, que desde el Sur se han presentado como “progresistas”, reproduzcan los mismos valores del criticado sistema mundial dominante; de que esquemas de cooperación internacional presentados como alternativas desde el Sur y para el Sur caigan también en lo mismo; o de que empresas multinacionales presentadas como del Sur o del Este estén replicando los mismos modos de operación o valores de las cuestionadas empresas transnacionales del Norte.

39Como hemos dicho antes, en relación a este asunto, lucía como natural que -desde el Foro- hubiese habido más discusión sobre los peligros de “desviaciones” o “incongruencias” en el modelo de desarrollo actualmente seguido en Venezuela, y en particular en cuanto a su modelo de dependencia de la gran explotación de hidrocarburos que incluye la exportación del mismo al resto de America Latina y el medio internacional a través de diversos grandes proyectos. Pero, salvo algunas instancias específicas que terminaron siendo más bien periféricas, no se observó un clima suficientemente auspicioso para dicha discusión en las instancias más conspicuas del Foro. Hasta qué grado esto pudo haber sido una consecuencia tácita o implícita de la influencia del dinero petrolero anfitrión patrocinante –como señalaran algunos críticos– o de “alianzas tras bastidores” con el gobierno anfitrión, es algo que queda por evaluarse plenamente. Pero, a modo de ejemplo, llamó la atención que en el informe en materia ecológica a la plenaria de cierre del Domingo 28 de la asamblea de los movimientos sociales, hecho por el miembro de la cercana al gobierno de Chávez CUT, Temístocles Marcelo Neto, éste, en su carácter de relator de lo supuestamente discutido en dicha asamblea sobre la mencionada materia, se limitó a reseñar que, en cuanto a los proyectos para la explotacion de hidrocarburos en el contexto de la cooperación regional y el Plan IIRSA, que incluye algunos tan controversiales como el del mega-gasoducto transamazónico, y en los cuales es protoganista el gobierno de Chávez, la conclusión había sido pedir “estudios de impacto ambiental que garantizaran los menores daños posibles al ambiente”, ¡cuando la correcta postura ecológica sobre varios de estos planes no puede ser otra que cuestionar su realización misma, más que aceptar paños calientes!

40Por otro lado, en el Foro de Caracas se notó un descenso de la importancia dada a los temás espirituales y de cosmovisión, tendientes a fortalecer los valores de ética y moral universal que animan al Foro. Esto fue evidente en relación a la reunion del FSM en Porto Alegre de febrero del 2005, donde todo un eje temático fue dedicado a dicho asunto. El asunto es que el énfasis en la diversidad no puede ser a expensas de dejar de reconocer la identidad unitaria –la identidad de “la Unidad en la diversidad”. Dentro de tal identidad cabe destacar la común identidad de seres humanos de los participantes, su superior naturaleza espiritual y su sujeción a valores éticos de carácter absoluto o universal, de respeto y reverencia por la Vida, que enmarcan la expresión de la diversidad.

41De hecho, la misma Carta del FSM ya establece en gran parte una ética común o universal; sobre todo en sus más altas metas, como cuando habla de “la construcción de una sociedad planetaria orientada hacia una relacion fecunda entre los seres humanos y de estos con la Tierra” así como de “un mundo más solidario”. Cabe notar que la Carta tuvo el sui generis origen de haber sido inicialmente concebida por el grupo brasileño que inicialmente lanzó el FSM y refrendada-adoptada, con pocas modificaciones, por el Comité-Consejo Internacional del FSM (constituido por unos 130 integrantes de diversos países).

Aunque no ha sido siempre plenamente respetada en todas las reuniones, la Carta de Principios ha terminado convirtiéndose de facto en la referencia o alma ideológica básica del Foro. Lo que atribuímos a que su redacción simplemente se sintonizó con principios y metas universalmente resonantes a todos los participantes –la función de toda coherente cosmovisión.   

42A nuestro modo de ver, el tema de lo espiritual y la cosmovisión es absolutamente clave para que el Foro pueda mantener a raya las fuerzas desvirtuadoras que –desde afuera y adentro- siempre lo han acechado, así como  para cumplir con la alta misión que se ha trazado: ser “abre-camino” y testimonio del Nuevo Mundo. Sabemos que a mucha gente de la tradicional izquierda que hacen vida en el Foro les cuesta entender la importancia de este tema. Por ello no nos sorprendió ver en el Programa un taller titulado “¿Por qué la izquierda necesita de la espiritualidad?” –al cual lamentablemente no pudimos asistir pero que presumimos se refería, con tan elemental título, a la necesidad de concientizar más a los no concientizados.

43Se trata de un tema crucial, porque sin espiritualidad no puede haber el pleno Cambio de Conciencia que preconiza y en que se basa la fuerza del Foro. Pues recordemos que, tal como ha dicho el Cacique Oren Lyon, de la  cultura iroquesa, cuya forma de vida autorganizada tuvo la singular virtud de inspirar por igual a los principios seminales más altos de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y del Manifiesto Comunista: “La espiritualidad es la forma más elevada de conciencia política”. Un tema que, por tanto, debe honrarse y profundizarse mucho más en los futuros encuentros  del FSM, y sobre cuya plena significación volveremos al final de este trabajo.

44Hubo asímismo en la reunión del FSM de Caracas, a pesar de todo, también la usual y diversa concertación sobre múltiples iniciativas prácticas y acciones, en lo cual destacaron, a nuestro modo de ver, algunas nuevas “inusitadas’’alianzas o iniciativas particularmente reveladoras de la fuerza del cambio de conciencia que se sigue generando desde el Foro. Tipos de alianzas capaces de causar “remezón” entre los factores de poder. Factores que, como hemos dicho antes, no sólo abarcan a los tradicionalmente  denunciados por el Foro: abusivos poderes económicos de la globalización neoliberal e imperalismo mundial, sino también a los gobiernos o Estados -de derecha o izquierda- cumpliendo así con el amplio objetivo del Foro de estar en contra de todo poder opresivo o alienante, venga de donde venga, que esté obstaculizando o postergando la marcha hacia el requerido nuevo mundo, segun reza la Carta. Se trató de inusitadas alianzas o iniciativas que aunque no hayan sido “noticia pública” fueron gran noticia para sus participantes, fortalecieron enormente su conciencia personal y grupal, y señalaron nuevos caminos de la accion necesaria.  

Algunos logros particularmente significativos

45Entre tal tipo de acontecimientos, y para referirnos a temas atingentes a Venezuela, cabe mencionar la marcha en favor de un contingente de indígenas de la Sierra de Perijá asistentes al Foro. Tal marcha tuvo el singular mérito de congregar a venezolanos chavistas y no chavistas, junto con un buen número de extranjeros, al lado de los mencionados indígenas; en la noble causa de defender a Perijá, como pródigo lugar natural y habitat de ancestrales culturas tradicionales, de una amenazante mega-explotación de carbón promovida por el propio gobierno venezolano en asociación con empresas transnacionales.

46En la misma onda, otro interesante logro fue el del Manifiesto por una Venezuela más Sustentablede un grupo de participantes internacionales. Este pronunciamiento se dedicó, teniendo en cuenta los objetivos de desarrollo sustentable propugnados por el Foro Social, a llamar la atención del gobierno nacional y del país sobre las incongruencias de la gran contaminante y ambientalmente destructiva petro-dependencia nacional así como de los grandes proyectos en el país para ampliar la explotación de hidroarcarburos, del carbón y la minería, incluso en áreas ambientalmente delicadas, así como una  gran infraestructura para el suministro internacional. Asimismo a exhortar, teniendo en cuenta lo anterior, al re-examen de dichos planes; a llamar la atención sobre alternativas más sanas, en pro de garantizar un mejor futuro para el país y su población; y, finalmente, a ofrecer el pleno apoyo solidario de los firmantes en dicha tarea.

47En verdad en el fondo de este último significativo pronunciamiento se encuentra un tema crucial para Venezuela y para el mundo: ¿puede generarse una prosperidad sustentable o ética a partir de una “riqueza” insustentable, que está comprometiendo la vida y el planeta, y por tanto inética, como es el caso de la explotación de los hidrocarburos ?... para no hablar de su inherente inveterado caracter político insano por ser una industria inherentemente concentradora de poder (a diferencia del descentralizador paradigma de las energías renovables). La respuesta a esta pregunta está contenida en ella misma y debería ser evidente: NO.

48El reseñado Manifiesto internacional también suscita otro tema asociado al anterior de particular vigencia para el caso venezolano: ¿puede tal tipo de “riqueza” considerarse base de una auténtica revolución o de un verdadero cambio? La respuesta a esta otra interrogante también debería ser evidente. El empeñarse en seguir perpetuando la petrodependencia y petroadicción, como pretenden los actuales grandes planes de expansión de la producción de hidrocarburos a 100-200 años del gobierno venezolano, en verdad tiene poco de revolucionario y es más bien un desoladoramente conservador “más de lo mismo”. Cabría recordarle –por lo demás– al propio Presidente Chávez cuan en riña estaría  lo anterior con sus propias palabras: “Tenemos que cambiar al mundo y para salvarlo hay que cambiarlo de verdad”.

49A un nivel más internacional, entre las iniciativas particularmente significativas ocurridas en Caracas también podríamos mencionar, al menos en función del tema de los principios, el siguiente hecho reportado por Nelson Romero en el Boletín de ACSUR-Las Segovias: “La intervención de un portavoz de la CUT brasileña presente en Petrobrás afirmando el compromiso de los trabajadores de la multinacional brasileña de impedir que su empresa sea utlilizada para cualquier acción que no respete la soberanía del pueblo boliviano”, así como la solicitud a los trabajadores de la española empresa Repsol a tomar nota de la postura anterior para una acción análoga  de parte de ellos.

50Alianzas heteredoxas como todas las anteriores han, bajo la sombrilla del Foro Social, surgido o sido impulsadas en muchas partes del mundo; en significativas advertencias a la opinión pública y a los factores de poder. Las mismas reivindican plenamente la consigna de que “Otro mundo es posible”. Al mostrar que los seres humanos pueden elevarse por encima de luchas o intereses más subalternos para reencontrarse en la más importante y crucial lucha común por una Nueva Civilización, más justa, sabia y sustentable, un nuevo mundo, a fin de salvar la Vida y el Planeta.

El cambio de conciencia como clave del destino del Foro Social y del mundo

51Mucho se ha hablado o escrito sobre en qué consiste la conciencia. El siguiente resumen del sabio hindú Pramahansa Yogananda, de su obra “Afirmaciones Científicas para la Curación”, reflejando no sólo lo más profundo del mundo espiritual sino también lo más avanzado de la ciencia moderna según la fisica cuántica, es a nuestro modo de ver particularmente útil para ilustrarnos sobre la naturaleza de la conciencia y como funciona: “Al comienzo de la creación el Espíritu –inmanifestado hasta entonces- se proyectó en la forma de dos naturalezas diferentes: conciencia y materia. Estas son dos manifestaciones del único espíritu trascendental. Siendo la conciencia una vibración más sutil y la materia una vibración más burda de él... Contenida en la burda vibración del cuerpo físico, se encuentra la vibración más sutil de la conciencia cósmica, la energía vital; e inundando tanto el cuerpo como la energía vital misma, se encuentra la vibración todavía más refinada de la conciencia... Las vibraciones de la conciencia son tan sutiles que no es posible detectarlas mediante instrumento físico alguno; sólo la conciencia puede aprehender la conciencia. Los seres humanos captan las miríadas de vibraciones emitidas por las conciencias de otros seres humanos, expresadas a través de palabras, acciones, miradas, gestos, silencios, actitudes, etcétera... Todo hombre lleva estampada en sí la marca vibratoria de su propio estado de conciencia, y emite una influencia característica tanto sobre las personas como sobre los objetos”. En resumidas cuentas, y teniendo en cuenta lo anterior, se trata de comprender la prodigiosa fuerza que ha propulsado hasta ahora al Foro Social para hacer posible lo antes tenido por imposible: precisamente unCambio de Conciencia, que habrá de propulsarnos en forma indetenible hacia el Nuevo Mundo.

52Cambio de conciencia desde lo interno a lo externo pero en que también se refuerza lo interno con lo externo en sinérgica potenciación. Teniendo en cuenta que el cambio de mente genera, tanto en el aquí y el ahora como más allá de ambos, per se un cambio del mundo. Pues nos convertimos en lo que pensamos. Por el “efecto masa crítica”, por el “efecto resonancia”. Esto último documentado muy bien, recientemente, por Másaru Emoto en sus estudios sobre el comportamiento del agua, el medio natural de la resonancia por excelencia porque él lo permea todo (hasta nosotros, lo seres humanos, somos en nuestros cuerpos un 80% agua); y en particular en la obra de Emoto El Mensaje del Agua -comentada por cierto en el Foro por Danielle Miterrand, de la cual extraemos el siguiente pasaje: “Con base a la teoría de que todo existe en este momento, y al principio de la analogía (el macrocosmos contiene el microcosmos y el microcosmos al macrocosmos), el mundo cambia a cada momento y es creado de nuevo y nuestra conciencia interviene en la creación del mundo... la conciencia humana puede tener un enorme impacto en el mundo circundante...; cambiar al mundo en un instante no es una fantasía...; todo lo que hay en el mundo está interconectado, no necesitas ir a ningún lado... el agua frente a ti esta conectada con toda el agua del mundo...  podemos cambiar al mundo con amor y gratitud. Esto creará un campo mórfico glorioso que lo cambiará todo. Y no tiene que ver con el tiempo y el espacio; pueden ocurrir cosas maravillosas aquí y ahora”.Pero también se trata de un Mensaje presente en muchas enseñanzas de la antiguedad, como la de los indios koguis sobre la Creación con la que abriéramos este trabajo en su primera página, o la siguiente de los indios oneidas-iroqueses tomada de la Oración de Acción de Gracias con la que ellos rememoran también la base de la Creación: “La gente era fuerte en sus creencias y en sus costumbres. Juntemos nuestras mentes. Así sea en nuestras mentes”.  

53Cambio de Conciencia que tiene que regirse por una ética de respeto a la Vida y la Madre Naturaleza. De lo cual se desprende que no puede haber cabida para eventos anti-vida o contra el orden de la Madre Naturaleza en el Foro. Por cierto, en el antes mencionado libro “El Foro Social Mundial, Camino a un Mundo Nuevo”, el autor de este artículo desarrolla ampliamente el tema de la suprema relevancia de las Leyes o Principios del Orden Natural. Entre las cuales cabe recordar: “La Ley de la Unidad Vida” (cuyo principal corolario es el de la interdependencia y la solidaridad, no el de “la soberanía” y mucho menos el egoísmo; tal como lo expresan el manifiesto del indio Seattle y el primer mandamiento cristiano del amor –para citar tan solo algunos testimonios de una sabiduría que es universal); “La Ley de Causa y Efecto” (“sembramos lo que cosechamos” –como dice la Biblia; toda acción tiene sus inexorables consecuencias); “La Ley de la Impermanencia”(“lo único constante en esta vida es que nada es constante”, luego hay que concentrarse en lo trascendente: el alma y Dios); “La  Ley de la Analogía” (“el microcosmos refleja el macrocosmos y viciversa”, referida en la anterior cita de Emoto); “La Ley de la  Diversidad” (sobre la cual el mejor testimonio se encuentra en la propia Naturaleza, y cuyo corolario principal es la sabiduría del pluralismo); “La Ley del Movimiento en Ciclos Espiralados” (que nos enseña a ver más allá del egocéntrico inmediatismo y unilinealismo, para cultivar la paciencia, sintonizarnos con el flujo correcto y a valorar lo de antes con lo de ahora); ‘’La Ley de la Complementaridad de los Polos” (que nos enseña que en el orden natural los polos son complementarios no antagónicos y que por tanto más que pretender quedarse en uno de ellos lo más importante es el equilibrio entre ambos –tal como lo ha resumido la magistral figura del yin y el yang). Leyes, todas, que deben y pueden perfectamente enmarcar toda actividad humana, sea social, económica, política, o cultural. Pudiendo ser sintetizado todo ello en las posibilidades de una “Democracia del Orden Natural” o “Democracia Espiritual”; autorganizada y autoregulada en base a tales supremas leyes de la Naturaleza; ¡una receta natural para el Foro Social!

54En lo anterior se trataría simplemente de honrar una sabiduría ancestral universal. Que estuvo muy presente, entre otros, en los pueblos aborígenes de Las Américas. Como nos lo muestra la siguiente enseñanza iroquesa: “Muchos miles de años atrás todos los pueblos del mundo creían en el mismo Modo de Vida, el de la armonía con el Universo. Todos ellos vivían de acuerdo con las Maneras Naturales”sabiduría que los iroqueses plasmaron en su famosa Gran Ley de La Paz, el código de principios de base espiritual que enmarcó su organización política y social; organización que suscitara singular común admiración, como hemos referido antes, a Benjamín Franklin y Federico Engels. O la enseñanza de los cimientos del Tawantisuyo o civilización inca, vertida en su sencillo código: “no robar”, “’no mentir”, “no ser flojo’’, “no causar daño”; para tan sólo citar otro ejemplo.

Cambio de Conciencia que debe también celebrar la Vida  y en el cual no deben tener cabida, por tanto, la tristeza, el miedo o la desesperanza.

55Cambio de Conciencia que debe hacernos reencontrar con nuestra superior y maravillosa naturaleza espiritual, la cual –como hemos dicho antes– contiene a la Conciencia; así como  con nuestra identidad con el Orden Cósmico, el Orden del Gran Espíritu, Orden de Dios –según como se le quiera llamar... Claves en definitiva de la sabiduría y fortaleza del Foro Social para poder persistir como faro hacia el Nuevo Mundo necesario. Recordando, una vez más, la enseñanza de que “la espiritualidad es la forma más elevada de la conciencia política; y la armonía con el Universo, el más sabio Modo de Vida”.

56Cambio de Conciencia que, en definitiva, como ha señalado Másaru Emoto, no tiene ni tiempo ni espacio. Por lo cual, en resumidas cuentas, el FSM mal podría reducirse a un sólo gran evento durante unos pocos días del año en un solo lugar del planeta. Mientras más se extienda el mensaje básico del Foro de que “otro mundo es posible” por muchos lugares y mucho más tiempo, ¡hasta terminar siendo un permanente foro sin lugar ni tiempo, mucho mejor para la misión del Foro! En tal sentido es muy alentador que en sus seis años de vida ya el FSM ha generado más de 120 eventos realizados bajo su nombre en diversas partes del mundo; entre foros mundiales, regionales, nacionales, locales y temáticos (aunque, como hemos dicho antes, éstos no hayan siempre sido enteramente fieles con la aplicación de la Carta de Principios, y aunque el ambicioso experimento de tres sedes mundiales simultanéas durante el actual 2006 posiblemente haya resultado ser -a la postre- más de lo que el FSM podía manejar).

57Cambio de Conciencia que ha sido un potente instrumento de los activistas del Foro. De lo cual deberían tomar nota los que aún pretendan aferrarse a formas de poder concentradoras que no podrán hacer pervivir al gran Titanic en que se ha convertido el colapsante mundo actual; a fin de que entiendan en qué estriba más bien la energía y la naturaleza del cambio verdaderamente salvador. Teniendo en cuenta que en estos tiempos, a pesar de tanta alienación u obstrucción para impedirlo, todo lo que es Verdad se conoce rápido y todo lo que es Mentira también. Y recordando la siguiente explicación del Cacique iroques Oren Lyons sobre lo que animó a su gente a abandonar la guerra y desconcentrar el poder para el logro de su gran Era de Paz: “Los pueblos de las naciones enterraron sus armas convencidos de que cualquier sociedad dirigida por un solo hombre o una minoría dominante estaría estructurada segun las costumbres de la violencia y seguiría alojada bajo las ramas del Árbol de la Guerra. Creían que la violencia es la raíz de una sociedad jerarquizada y que tales sociedades jamás conocerían la Paz”.

58La Paz es esencial para terminar de identificar y transitar el camino correcto. Pues como dijo Gandhi “Sólo en la no violencia puede la Verdad expresarse plenamente”. Tal como sólo un agua tranquila y transparente puede permitir ver el lecho de un lago. Valor de no violencia que, como sabemos, ya ha sido señalado en todas las grandes tradiciones espirituales, y se refiere no sólo a la acción sino también a la palabra y el pensamiento, así como a la relación no sólo entre los humanos sino con todos los seres vivientes y la Creación toda.

59Tal como ayer, los seres humanos tendrán que re-aprender lo anterior, aunque sea de las ruinas del actual inustentable orden o de sus sobrevivientes. Esperemos que ello sea con el menor trauma y sufrimiento posible. Esperemos que ello sea con la mayor armonía y luz posibles. Depende de lo que hagamos hoy.

60En definitiva, como bien ha dicho Ralph Metzner:“Los que estamos comprometidos con la preservación de la vida en toda su asombrosa diversidad y belleza tenemos solamente los recursos que siempre hemos tenido: la capacidad de movilizarnos, individual y grupalmente, hacia una expandida y despertada conciencia; la pureza y fortaleza  de nuestra intención;  y el coraje y la creatividad para realizar la visión de que “Otro mundo es posible’’.

61En ello se juega su destino el comprometido Foro Social. En ello se juega su destino el asediado mundo actual.

Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia electrónica

Frank Bracho, « El cambio de conciencia como clave del destino del foro social mundial y el mundo », Polis [En línea], 13 | 2006, Publicado el 14 agosto 2012, consultado el 28 junio 2017. URL : http://polis.revues.org/5453

Inicio de página

Autor

Frank Bracho

Participante-activista del Foro Social Mundial; autor de los libros Petróleo y Globalización: Reflexiones a las puertas del Nuevo Milenio para una Nueva Civilización (Vadell Hermanos, Caracas, 1998)  y Claves del Futuro: Leyes del Orden Natural y Autodeterminación Humana (Editorial Texto /Ediciones Vivir Mejor, Caracas, 2001 ); coautor del libro El Foro Social Mundial Camino a un Mundo Nuevo (Fondo Editorial Question, Caracas, 2006).

Artículos del mismo autor

Inicio de página

Derechos de autor

© Polis

Inicio de página
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Revues.org