Navegación – Mapa del sitio
Prólogo

Gestión del cuerpo y control social

Antonio Elizalde y Christian Matus

Texto completo

1En nuestra sociedad de Post Dictadura, la temática del cuerpo, su expresión y exploración más allá de los cánones impuestos por la normatividad, constituyen un tema pendiente que -cuando emerge- genera des-orden, instalando la pregunta por los límites y consensos sobre  nuestro orden social y cultural. Es así como las experiencias que incorporan la dimensión subjetiva del cuerpo como son el uso de drogas y la sexualidad entre otras, y que se sitúan desde lo orgiástico y festivo, son negadas, reprimidas y estigmatizadas como fuente de desorden y potencial amenaza al “contrato social”.

2Paralelamente se impone en Chile un modelo de sociedad que instala la temática del orden a través de la configuración de un discurso del control de las diferencias, el que incluye como herramientas el manejo social del temor, y el riesgo. El riesgo y el temor al otro están implícitos e introyectados en políticas sociales e imaginarios construidos por los medios de comunicación que validan el autoritarismo como un mecanismo de defensa y resolución de conflictos, al que las élites que gobiernan recurren como estrategia de respuesta ante el temor y el riesgo,  develando la incapacidad de resolver las desigualdades y conflictos de convivencia que genera el actual modelo económico y social que vivimos. Es por ello que esta edición de Polis se plantea reflexionar cómo, en nuestra cultura actual, tanto local como global, experimentamos la tensión entre cuerpo y sociedad.

Nuestra primera sección, de carácter monográfico, Lente de aproximación, está compuesta por diversos artículos sobre la temática central asociada a la seguridad ciudadana, la sociedad del riesgo, la autogestión del cuerpo, y la tensión entre el cuerpo y el control social, entre otras.

3La sección la inicia el artículo “Esa boba chica nice”: cuerpos moldeados, mujeres sometidas”, de Diana Britto, en el cual desarrolla una reflexión acerca de los ideales de belleza femenina que son promovidos por el mercado y los mass-media, dando cuenta de datos estadísticos e informes periodísticos de los trastornos que generan en términos de mortalidad y morbilidad en la población femenina.

4La primera parte del análisis responde, desde una perspectiva psicológica, a la pregunta ¿cómo se constituye como sujeto una mujer? La segunda parte aborda desde una perspectiva sociocultural la pregunta ¿cómo debe ser una mujer?, desde la premisa de que las prácticas de educación y moldeamiento del cuerpo tienen sentido en la modernidad como una forma de control social. Finalmente busca, desde una perspectiva política, señalar cómo el “boom” de la estética corporal es un mecanismo de dominación principalmente dirigido a la mujer al cual la política pública y la legislación no logran dar respuesta, manteniendo a éstas en un lugar  pasivo como sujeto y actor político.

5El siguiente artículo, “Las prácticas de distinción social. Un estudio de caso entre jóvenes de la ciudad de Cali, Colombia”, es un texto de Diana Britto con Jorge Ordóñez que presenta los principales resultados de un estudio realizado entre 1998 y 2000 con hombres jóvenes de la Ciudad de Cali, Colombia, profundizando en sus prácticas de distinción en torno al cuerpo, la vestimenta, los espacios de sociabilidad, las mujeres como objetos de ostentación y sus dinámicas de prestigio.  El estudio es desarrollado en base a observación participante y a la implementación de entrevistas con grupos de jóvenes entre 14 y 22 años, tanto de sectores medios bajos como medios altos, e indaga en sus opiniones sobre la moda, el prestigio, la distinción social y los comportamientos que otorgan  o quitan el  estatus.

6La sección continúa con el artículo de Pedro Núñez y Damián Corral, titulado  “De inseguridades, miedos y temoresuna aproximación a la noción de justicia e injusticia en jóvenes de barrios populares del gran Buenos Aires”, el que argumenta cómo la percepción de la población acerca de la justicia e injusticia está sujeta a una transformación evidente, debida en gran parte al proceso de transformación socioeconómica, los cambios de la estructura de oportunidades proporcionadas por el Estado y el mercado de trabajo, la crisis del marco institucional -y de las normas y valores interiorizados- y el derrumbe de las estructuras sociales que proporcionaban a los individuos una percepción de igualdad y seguridad.

7El artículo se propone desarrollar, desde una perspectiva crítica, un análisis de dichos procesos y sus consecuencias para el desarrollo de las nociones de justicia en el contexto de sus prácticas políticas, por parte de jóvenes de sectores populares y de clases medias empobrecidas. Nuestro estudio intentó comprender cuál es la conceptualización que los jóvenes tienen de la justicia e injusticia, noción estrechamente conectada a la esfera de la protección de los derechos y necesidades como a la de una mejor metodología de distribución de bienes.

8En “Cuerpos suspendidos: cartografías e imaginarios de la piel en jóvenes urbanos”, artículo de Rodrigo Ganter, el autor reflexiona en torno al mundo de las prácticas del cuerpo y su vínculo con culturas juveniles que poseen como forma de vida la alteración corporal, entre las que se puede observar una explosión de la experimentación con el tatuaje y con el piercing, y de manera más incipiente –pero también significativa- con los implantes, las escarificaciones, los branding, las expansiones y la variante de las suspensiones humanas. El artículo profundiza sobre esta práctica, intentando dar cuenta del contexto social y cultural donde surge la suspensión humana, los procesos de apropiación de esta práctica a partir de su irrupción en las culturas juveniles, los significados y procedimientos asociados a este ritual y los nexos entre política, estética y modificación corporal.

9 “El carrete como escenario: una aproximación etnográfica a la sexualidad juvenil en espacios y contextos ocasionales” de Christian Matus, analiza la experiencia de la sexualidad en los espacios de diversión propios de la cultura juvenil, contexto que -en opinión del autor- ha sido muy pocas veces considerado a la hora de construir políticas preventivas dirigidas al mundo juvenil en Chile. Es –señala- en los escenarios propios de las culturas juveniles asociados a sus espacios de ocio, particularmente los vinculados al “carrete”, donde los y las jóvenes urbanos/as ensayan y ponen en escena diferentes experiencias de acercamiento a la sexualidad. Por otro lado, es en el carrete y su vínculo con la sexualidad ocasional donde en el mundo juvenil emerge la problemática del cuerpo que se resiste a ser regulado desde una normatividad preventiva que no considera sus propias temporalidades y códigos.

10Este artículo muestra los resultados de una investigación etnográfica sobre sexualidad juvenil en cuatro regiones de Chile que se propone aportar nuevas aproximaciones preventivas que permitan obtener un mejor conocimiento y comprensión de los contextos y situaciones en que los y las jóvenes ejercitan y desarrollan su sexualidad.

11En "El Cuerpo: Museo y Significado Controlado", Nelson Molina desarrolla un recorrido por el cuerpo como lugar, discurso y objeto de control, taxonomía a partir de lo cual se proponen tres operaciones posibles de desarrollar: el estudio de la memoria del cuerpo a partir de sus indicios; la comprensión histórica del ejercicio del cuerpo a partir de sus prolongaciones, y el análisis de las condiciones para el ejercicio del poder en medio de la tensión dominación-libertad. El autor plantea que las tres dimensiones desarrolladas -cuerpo como lugar, como discurso y como poder- no son independientes entre sí, ya que componen un complejo sistema de relaciones que explican y encubren los significados de los vínculos del cuerpo a nivel social. Finalmente, el artículo plantea que el escenario del cuerpo constituye el punto de paso de todas las políticas con independencia de su origen, ya que en él se instala y proyecta la totalidad de la red social, siendo el principal objeto del gobierno y sus decisiones.

12En “Los usos públicos del cuerpo alterado  en jóvenes urbanos mexicanos” Alfredo Nateras indaga en la construcción de las estéticas y las subjetividades emergentes en jóvenes urbanos mexicanos a través del tatuaje. La pregunta de investigación que articula el trabajo tiene relación con ¿por qué ciertos jóvenes urbanos, hombres como mujeres, se están tatuando los cuerpos?  El método utilizado para la reconstrucción de los significados -las subjetividades emergentes- fue interpretativo. La investigación fue exploratoria y de corte etnográfico, debido a la casi inexistencia de investigaciones en México que consideren a la oferta (tatuadores) y a la demanda (los tatuados) en el propio contexto histórico-social de los significados asociados a la práctica del tatuaje como expresión estética en la alteración de los cuerpos. Los instrumentos que se emplearon en la construcción de los datos fueron los  diarios de campo, para la observación de contextos; y una guía de entrevista en profundidad, para conocer los significados que dieron los propios actores sociales a sus prácticas.

13El siguiente artículo es de Ibán de Rementaría, y se titula “El estado de la seguridad ciudadana en Chile”. En él desarrolla, desde una perspectiva crítica, un detallado ‘estado del arte’ de la temática de seguridad ciudadana en Chile, detallando en forma completa cómo esta problemática obedece más bien a una percepción de inseguridad instalada en la ciudadanía desde los medios de comunicación y legitimada por los expertos interesados en asegurar la sostenibilidad de sus servicios en el emergente ‘mercado de la seguridad’. Como plantea De Rementería, en Chile la situación de seguridad ciudadana es la mejor de América Latina, superior a la de los Estados Unidos de América y similar a la que prevalece en los países de Europa,  sin embargo, las encuestas de opinión indican que la población siente un temor creciente ante la acción de la delincuencia, sobre todo por que sus actores son jóvenes que emplean la violencia.

14Le sigue el artículo de Gabriel Rojas, “Ciudadanía y seguridad. aproximaciones y reflexiones sobre carácter ciudadano de la gestión en seguridad”, en el que el autor plantea que la seguridad, entendida como un tema público, contiene un significado político, y se constituye en torno a actores validados: el Estado y la ciudadanía. El texto reflexiona respecto del carácter ciudadano que tiene la seguridad en nuestro medio, y las consecuencias que este enfoque conlleva, en tanto ejercicio de deberes y derechos ciudadanos en pos de conseguir o generar seguridad para el colectivo.

15 La perspectiva que ha asumido la implementación de las iniciativas de seguridad en Chile –señala- presuponen y descansan en la idea de una sociedad civil fortalecida, capaz de hacerse cargo de administrar ciertas tareas relativas a la seguridad; pero frente a ello surgen algunos cuestionamientos, tales como: ¿qué rol específico le compete a la ciudadanía?, ¿cuál es el límite de éste rol?, ¿estamos realmente frente a una sociedad civil fuerte, que es capaz de hacerse cargo de temas de seguridad?, y ¿de qué manera se hacen compatibles estos roles con los otros actores sociales?

16En “Estilos juveniles, contracultura y política”, los autores Oriol Romaní y Mauricio Sepúlveda presentan una discusión acerca del carácter contracultural de algunos estilos o culturas juveniles, con las implicaciones políticas que ello conlleva. Para cumplir este objetivo los autores desarrollan un marco de referencia conceptual  que sitúa los términos de la discusión, comparando elementos básicos de las culturas “jipis” de principios de los setenta, con las culturas “techno” de los noventa.

17Uno de los elementos centrales a nivel comparativo, será el consumo de ciertas drogas y sus significados en cada contexto de estilo juvenil. A modo de conclusión, los autores plantean algunas proposiciones acerca del papel de las culturas juveniles, y más en concreto, de sus posibles significados políticos en nuestras sociedades contemporáneas.

18En el artículo “Prohibicionismo, grupos sociales “a riesgo” y autoritarismo institucional: la censura social hacia los ‘microtraficantes’, de Paolo Scalia, se argumenta que la introducción de la figura jurídica del “microtraficante” en la legislación penal chilena provoca un aumento de la violencia institucional, a nivel simbólico y material, hacia los sectores marginales de la población. ¿Cuáles tópicos, “lugares comunes”, fundamentan el cambio legislativo? Los conceptos “droga” y “drogadicto”, entre otros, se configuran adentro del “espacio retórico prohibicionista”, cerrado entre los horizontes políticos de la criminalización y/o medicalización. Por ello el autor enfatiza sobre la necesidad de abrir el “espacio retórico prohibicionista”, promoviendo una cultura sociojurídica de las drogas desde la despenalización y legalización de su consumo.

19La segunda sección, Cartografías para el futuro, presenta textos que representan propuestas teóricas innovadoras, o exploraciones sobre el tema propuesto, que abren ángulos que podrán desarrollarse a futuro, y que potencialmente puedan convertirse en referentes sobre la temática.

20En su artículo, "La universidad frente a la globalización", Franz J. Hinkelammert advierte que hoy tenemos una conciencia de globalidad que ha implicado un corte histórico y sitúa a la humanidad con una responsabilidad por la vida sobre la tierra como obligación ética y como condición de posibilidad de toda vida futura. Lo útil y lo ético se unen frente a este desafío. Si rechazamos esta responsabilidad ˆsostiene- no nos la quitamos de encima.

21Analiza luego que la globalización es otro proceso, que es de carácter más práctico -globalización de los mensajes, de los cálculos, de los transportes- con la consiguiente disponibilidad del globo, instantáneo en lo digital y a un mínimo tiempo de transporte físico. Esto ha dado la posibilidad de constituir mercados globales, inclusive los financieros y la constitución de redes de división social del trabajo planificadas por burocracias privadas multinacionales que disponen globalmente. Aparecen entonces las empresas de producción global.

22Frente a estos hechos, Hinkelamert desarrolla su postura respecto de la universidad y la cultura de la responsabilidad. Señala que enfrentar las amenazas globales es ciertamente un problema político, pero no se puede hacer sin desarrollar una cultura que permita y empuje hacia la responsabilidad. La universidad sería el lugar clave en la formulación y promoción de una cultura que sea cultura de la responsabilidad basada en una cultura de la esperanza.

23En “La noción de ‘seguridad humana’: sus virtudes y sus peligros”, Javier Rodríguez Alcázar sostiene que el concepto de seguridad humana ha sido centro de un amplio debate desde que el PNUD lo adoptara en su Informe sobre Desarrollo Humano  de 1994. Algunos han señalado sus ventajas como alternativa a concepciones más tradicionales de la seguridad, mientras que los críticos del concepto insisten en su ambigüedad y la posibilidad de sea utilizado para justificar, incluso, acciones violentas en la línea del realismo político. En estas páginas, tras hacer balance de los pros y los contras, terminaré defendiendo, con algunos matices, el concepto de seguridad humana como una herramienta útil no sólo para la construcción de alianzas coyunturales orientadas a la acción política, sino también para la crítica de políticas de seguridad vigentes y para la propuesta positiva de políticas de seguridad más adecuadas.

La sección tercera de Polis, Propuestas y avances de investigación, reúne artículos que exponen los resultados parciales o finales de investigaciones que se están realizando en la Universidad Bolivariana o en otras universidades sobre el tema.

24En "Mito y realidad de la muerte del Presidente", Hermes Benítez hace referencia al monumento a Salvador Allende en la plaza Constitución que representa su sacrificio final con su figura envuelta en la bandera chilena y renaciendo en el momento mismo de morir, como en el simbolismo masónico de la iniciación, o en el mito del Ave Fénix, para señalar que esa representación no debiera alejarnos de interpretar lo que efectivamente ocurrió en La Moneda aquel 11 de septiembre.

25El artículo se propone responder a la pregunta acerca de cómo ocurrió efectivamente la muerte del Presidente; si se trató de un asesinato o de un suicidio. Para ello se pregunta cuáles fueron los valores por los que éste terminaría dando su vida. Argumenta que no se trató de una decisión tomada apresuradamente en la mañana del Golpe, sino casi un año antes, y sostiene que "lo que Allende no podía cambiar en la Œtragedia‚ del 11 de septiembre era la voluntad golpista de derrocar su gobierno; lo que sí estaba dentro de su poder era rendirse, o combatir hasta el final a sus enemigos jurados; Allende eligió el combate, y cuando comprendió que ya no había más resistencia posible, se quitó la vida, privándolos así de la satisfacción sádica de humillarlo y vejarlo. Pocos actos los hay de mayor dignidad y valor".

26En "Los límites impuestos a la desobediencia civil: una revisión", Ariel Colombo revisa, a partir de un bloqueo de vías en Argentina durante siete días con sus noches, por parte de los habitantes de las localidades de Cutralco y Plaza Huincul con motivo de la privatización de YPF, los componentes constitucionales que regulan la desobediencia civil ˆque es entendida como actos de fuerza por cuanto representan una desobediencia por la fuerza al orden constitucional.

27Postula que en lugar de encapsular a la desobediencia civil dentro de los moldes del liberalismo con el menor costo posible para el Estado de derecho, y convertirla en inofensiva para que sea legítima, habría que redefinirla a partir de los ideales procedimentales que presuponemos inevitablemente en cualquier práctica social. Formula también aquello que la desobediencia civil tiene de específico, a saber: es disruptiva, es pacífica, es autónoma y finalmente es recursiva, porque debe vincularse internamente con el mismo tipo de reglas que le reclama al sistema. Ello, dice, la convierte en una práctica excepcional, pero ello no significa que se incurra en idealización.

28En “La Mezquina Memoria:  novela histórica y desmontaje del monumento” los autores Jorge Osorio y Graciela Rubio sostienen que la investigación histórica ha estado caracterizada por el desarrollo de procesos de autoconciencia que ligan al investigador con su propio presente y le plantean la exigencia de reconsiderar las preguntas vinculantes para  la reconstrucción del pasado. El texto de la historia no está nunca concluido por completo, ni está nunca fijado definitivamente por escrito. Uno de los elementos constitutivos de este proceso es la memoria, que se ha revelado en el último tiempo como un eje problematizador de la experiencia histórica colectiva  y de su reconstrucción y su interpretación.

En este artículo se sigue la novela de Antonio Gil, La mezquina memoria, para ilustrar y argumentar el debate sobre la memoria que se ha dado en Chile, radicalizado tras la difusión de los resultados parciales de la Comisión Nacional sobre la Prisión y Tortura.

29El artículo “La autorregulación  como proceso complejo en el aprendizaje del individuo peninsular”, de  Luz Marina Pereira González, define el proceso de aprendizaje en un adulto como diferente al que ocurre en la etapa de la niñez, pues el primero posee un piso de competencias al que es capaz de integrar  la adquisición de nuevos conocimientos y asume su aprendizaje como un proceso electivo en función de sus motivaciones e intereses. El  adulto como totalidad «bio-psico-sociológica» siente, vive, actúa y otorga significado a lo que aprende como parte de la realidad y del paradigma en los que se halla inserto.

30Considerar al adulto descontextualizado de esta compleja realidad que representa, señala la autora, es cercenar su naturaleza y condenarlo a formarse en la incomprensión de su propia racionalidad. Concebir un proceso de autorregulación en el aprendizaje de un individuo, es reconocer en él la capacidad de tomar las riendas de ese ser que representa; reconocerlo capaz de asumir la responsabilidad para consigo, para con los otros, para con el todo de vivir y existir, respetando el proceso que lo revela como un ente, que  es -por naturaleza propia- único e irrepetible.

31Luego Anelice Ribetto, en su texto “Políticas de/en la diferencia y formación de profesores latinoamericanos. Conversaciones sobre el otro”, propone ‘enredar’ algunos hilos de conversaciones que se dieron en encuentros entre profesionales de algunas escuelas especiales y comunes de Argentina, Chile y Brasil sobre los saberes practicados por profesores, alumnos y familias, a partir de los interrogantes, esperanzas e incertidumbres que la propuesta de la llamada escuela inclusiva viene provocando en los diferentes espaciotiempos cotidianos escolares. La propuesta de la autora es levantar la posibilidad de hablar de inclusión en un sentido que no signifique limar las diferencias haciendo del otro un otro de la mismidad, sino, la necesaria negociación de sentidos de escuelas posibles y dignas para cada persona.

32Jacobo Schatan W., en su artículo ‘‘Distribución del ingreso y pobreza en Chile’’, se propone demostrar en este ensayo  que: (i) la cantidad de gente pobre en Chile es al menos el  doble  de la que se anuncia oficialmente; (ii)  la brecha que separa a los más ricos de los más pobres es bastante mayor que la estimada; (iii) la estructura de poder determina que los beneficios del desarrollo  se acumulen en los estratos más ricos , por lo cual  altas tasas de crecimiento económico no redundan necesariamente en una disminución de la pobreza;  (iv) la inequidad se da también  por actividades económicas específicas, por regiones y por  género; (v) se produce constantemente un masivo traslado de riqueza desde  los salarios y desde los recursos naturales a la masa de excedentes empresariales; (vi) se necesita una firme intervención del Estado  para  corregir esta situación.

33‘‘Rorty: pragmatismo, ironismo liberal y solidaridad’’, de Adolfo Vásquez Rocca, se ocupa de una de las obras capitales de Rorty –Contingencia, ironía y solidaridad–  en la que es posible encontrar las claves de su pensamiento ético y político.  El sujeto de Rorty es el ironista, los ciudadanos de su sociedad liberal son quienes perciben la contingencia de su lenguaje de deliberación moral,  aquella serie de palabras que le permiten justificar sus acciones, creencias y vida. Estas son las palabras con las que narramos prospectiva o retrospectivamente nuestras vidas, un  léxico último. Desde el neo-pragmatismo de Rorty se muestran las condiciones que han hecho posible que las sociedades se consideren a sí mismas como contingencias históricas antes que como expresiones de una subyacente naturaleza ahistórica o, si se quiere, realizaciones de metas suprahistóricas. Rorty sostiene que es en realidad la literatura, y no la filosofía la que puede promover un sentido genuino de la solidaridad humana, esto a partir de la lectura de novelistas como Orwell y Nabokov. Se busca la descripción ya no de formulaciones abstractas, sino de experiencias humanas concretas, como el dolor o la traición, las que al ser compartidas, generen la necesaria empatía desde la cual se geste la solidaridad y la compasión.

34La cuarta sección de Polis es Bosquejos para una nueva Episteme. Ella la inicia el artículo de Stephen Hawking, quien, en su “Conferencia en la ceremonia de apertura del 25 Aniversario de los Premios Príncipe de Asturias” –tras señalar que la Segunda Ley de la Termodinámica  se cumple porque el universo empezó en un estado ordenado, y que para predecir el estado inicial se deben ocupar tanto la relatividad general como la teoría cuántica–, propone que el universo no tiene una sola historia sino todas las historias posibles, cada una con su propia amplitud de probabilidad. Postula que las historias del universo dependen de lo que está siendo medido, al revés de la idea habitual de que el universo tiene una historia objetiva, independiente del observador: creamos la historia mediante nuestra observación, en lugar de que la historia nos cree a nosotros.

35Sostiene que la condición inicial para el universo es una de ausencia de fronteras, lo que implica que el universo primitivo debió haber sido casi liso, pero con pequeñas irregularidades; y que éstas habrían crecido luego bajo la influencia de la gravedad y conducido a la formación de galaxias, estrellas y, en último término, a seres considerados inteligentes.

36En “El desafío de la razón. Manifiesto para la renovación de la historia”, Eric Hobsbawm afirma que la historia “es la continuación de la evolución biológica del homo sapiens por otros medios”, afirmación de indudable pertinencia para el proceso de construcción de los fundamentos teóricos de la historia ambiental, a través del examen de las nuevas perspectivas abiertas por el desarrollo de la genética en las ciencias naturales, y de las convergencias que se desprenden de ello en lo que hace a las ciencias humanas.

37En su texto “El desafío de la razón. Manifiesto para la renovación de la historia”, Eric Hobsbawafirma que la historia es la continuación de la evolución biológica del homo sapiens por otros medios;  enfoque  que aporta a los fundamentos teóricos de la historia ambiental, una historia que debiera ser como una tela indivisible donde se interconectan todas las actividades humanas. Esto –señala- lleva a examinar a través de la historia el conflicto  o tensión entre, por una parte,  las fuerzas responsables de la transformación del homo sapiens desde la humanidad del neolítico hasta la humanidad nuclear, y por otra, las fuerzas que mantienen inmutables la reproducción y la estabilidad de las colectividades humanas y de los medios sociales, y que durante la mayor parte de la historia se han contrarrestado eficazmente.

38Postula además que los historiadores marxistas, que no entendieron las consecuencias involuntarias y no deseadas de los proyectos colectivos humanos del siglo XX, quizás puedan esta vez -enriquecidos por su experiencia práctica- ayudar a comprender cómo hemos llegado a la situación actual,  y ayudar a descubrir las mejores formas de encarar esa situación de un modo que contribuya efectivamente al desarrollo de nuestra especie en armonía con el resto del mundo natural.

39Lo sigue el texto “Los peligros de la obediencia”, de Stanley Milgram, artículo considerado un clásico en el ámbito de la psicología social, que describe los resultados de la investigación realizada por su autor, en los años sesenta del siglo pasado, cuyos resultados muestran que una considerable mayoría de personas normales, en acatamiento a la autoridad, pueden realizar conductas éticamente reprobables que causan daño a otros. Estas conclusiones confirman, experimentalmente, la hipótesis de la Escuela de Frankfurt de que existe en todos nosotros, una dimensión autoritaria de la personalidad, que en la mayoría de las personas genera una obediencia incondicional a la autoridad.

Nuestra edición de Polis se cierra con la sección Reseña de Libros.

40Hernán Dinamarca, en su reseña al libro “Ampliando el Arco Iris. Nuevos paradigmas en educación, política y desarrollo”, edición a cargo de Jorge Osorio y Antonio Elizalde,  presenta la obra como una saga que continúa  un propósito temático que comenzó en 1988, con La Fuerza del Arco Iris;lo siguió, en 1993, El corazón del Arco Iris, y completa la trilogía este Ampliando el Arco Iris. Señala que en Chile el devenir de la obra Arco Iris es lo más parecido a un compendio que da cuenta del devenir de un grupo de actores y gestores de una Nueva Mirada de cambio paradigmático, que se nutren y relacionan con una ya amplia tradición de pensadores que en el resto del mundo vienen erosionando desde hace décadas el antiguo paradigma del occidente moderno. En esto radica su singular valor como obra-creación y obra-testimonio.

41Sin embargo -advierte Dinamarca- los editores, Elizalde y Osorio, haciendo eco de una reflexión anterior de Martín Hopenhayn, se preguntan acerca de “¿qué riesgos corre el nuevo paradigma” de quedar otra vez en la dimensión residual de la sociedad? Mi convicción –argumenta- es que esta nueva mirada, históricamente hablando, joven y reciente, no más de cuatro ó cinco décadas-, se ha comportado culturalmente desde sus orígenes como una “marginalidad dinámica,” sensibilidades, ideas, movimientos y acciones colectivas que, contraculturales en sus orígenes, van históricamente expandiéndose e influenciando al conjunto de la sociedad.

42Horacio Larrain B.  reseña el libro “Tiwanaku: aproximaciones a sus contextos históricos y sociales”,  compilación de los Drs. Mario A. Rivera y Alan L. Kolata, texto que –señala– en 15 apretados  artículos representa  una puesta al día de los conocimientos que en la actualidad se manejan para  valorar y sintetizar el aporte de esta cultura   al legado  cultural  pan andino... el fenómeno cultural tal vez más elusivo y desconocido de todas las expresiones  culturales del ámbito  de la arqueología andina.

43Señala que el tema de Tiwanaku ha atraído a los científicos  desde los albores mismos del siglo XX, apasionando a especialistas y americanistas como  Arthur Posnansky y Max Uhle, desde que el cronista Pedro Cieza de León en temprana Crónica  en el  siglo XVI nos  introdujo al “misterio” de Tiaguanaco, preguntándose sobre quiénes habrían sido sus  extraordinarios constructores. El tema apasionó igualmente a Gustavo Le Paige en San Pedro de Atacama. Pero –señala Larraín- falta mucho por investigar para situar correctamente la influencia Tiwanaku en el Norte de Chile,  sur peruano  y norte-argentino, porque hay extensas zonas intermedias entre el altiplano próximo al lago Titicaca  de los 3.800 m. de altitud  y los valles bajos regados,  que no han sido todavía suficientemente arqueológicamente rastreados desde esta perspectiva.  Pero -enfatiza- la atenta lectura de la presente compilación, en cada uno de sus artículos reflejo de profundas investigaciones específicas, sin duda nos irán abriendo  poco a poco  la significación exacta y multivariada del fenómeno Tiwanaku.

Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia electrónica

Antonio Elizalde y Christian Matus, « Gestión del cuerpo y control social », Polis [En línea], 11 | 2005, Publicado el 27 agosto 2012, consultado el 28 mayo 2017. URL : http://polis.revues.org/5707

Inicio de página

Derechos de autor

© Polis

Inicio de página
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Revues.org